Fecha: 2017-04-10 21:31:42


Paro general: Ganaron la CGT y el gobierno y perdieron los troskos


Si se hace un análisis objetivo sobre la primera huelga general contra el presidente de Macri, se podría decir que los triunviros lograron un acatamiento total en la industria y en el transporte, pero poco efectivo en el comercio, especialmente en la Capital Federal...

Si se hace un análisis objetivo sobre la primera huelga general contra el presidente de Macri, se podría decir que los triunviros lograron un acatamiento total en la industria y en el transporte, pero poco efectivo en el comercio, especialmente en la Capital Federal, donde el 80% abrió sus puertas y este “éxito” del gobierno no fue por sus méritos sino por uno de sus principales efectos del plan económico, cual es la caída del consumo, que atraviesa a todos los comercios, inclusive bares y restaurantes, que abrieron porque no pueden perder ni un día para facturar.

El gobierno se puede anotar un golazo al desbandar el piquete de la Panamericana y el de Corrientes y Callao con el empleo de la fuerza sin ningún herido grave.

En efecto, la izquierda revolucionaria -es decir, los diferentes partidos trotskistas- hegemonizaron todos los piquetes y actuaron con palos y bombas molotov demostrando que son los únicos sectores violentos de la sociedad y demostraron que los troskos no alcanzan para voltear al gobierno nacional.

La Cámpora y los piqueteros K brillaron por su ausencia, si bien es cierto que tienen capacidad de movilización, como lo demostraron el 24 de marzo y en la marcha docente; pero sus proclamas golpistas sólo son gritos desesperados y no tienen capacidad de generar hechos de violencia física, sí verbal, como lo vienen demostrando Hebe de Bonafini y sus secuaces.

Otro triunfo del gobierno fue que en las redes sociales y en la población de clase media y alta lograron con el #yonoparo un importante desafío a la CGT como nunca antes lo tuvo otro gobierno democrático.

El macrismo se siente fortalecido desde el sábado pasado y con la militancia en contra del paro pero la caída del consumo y la suba de los alimentos siguen sin parar y es difícil que pueda reemplazar esta sensación por la polarización entre lo nuevo y lo viejo.

Fuente: El Informador Público

Te puede interesar leer...


Timbreo- Martín Grande en Salta

Inscripciones abiertas para participar en talleres sobre procesos judiciales

Canasta escolar: Confirman que hay subas de más del 30 % y una caída en las ventas

Moyano denunciará internacionalmente al gobierno

“Pepsico echa, la jueza avala, Vidal reprime, ¿y la culpable soy yo?”