Fecha: 2017-05-29 15:27:36


The “Cold Sale”


El llamado “Hot Sale” en Argentina es un engaño. No es ni más ni menos que una gran barata a la sudamericana, con terminología inglesa, de productos discontinuados, o no actualizados, y promovidos por la Cámara Argentina del Comercio Electrónico (CACE) junto a la empresa Mercado Libre, en su desesperación por movilizar stock ante el desplazamiento

EL Hot Sale argentino que el año pasado fue representado por 165 marcas, ahora sumó 359, incremento que se debió a la inclusión de productos fuera del rubro electrónico, tales como Indumentaria, calzado, viajes, muebles, deportes, cosmética, automotriz, y muy pocos de alimentos y bebidas.
 
Los descuentos de las ofertas promediaron solo el 24%. Como ejemplo podemos mencionar el resultado comparativo del Hot Sale 2016, que si bien registró un volumen líquido de ventas por el doble del 2015, solo representó un incremento del 12,3% en cantidad de compras con respecto al año anterior, con lo cual la jugada de la CACE no resultó muy alentadora.
 
Los datos que surgen al cierre de la iniciativa 2017 indican que se registraron 1.932.000 visitas al sitio online, liderando las mujeres el acceso en un 57%, con un universo etario de entre 25 y 35 años. Las tendencias principales se basaron en indumentaria y calzado, con mayor demanda de zapatillas y botas, superando éstas últimas la demanda tecnológica, final que no dejó muy feliz a la Cámara Argentina del Comercio Electrónico.
 
En conclusión, el Hot Sale local del 2017, en su cuarta edición, representó una feria virtual cuyo resultado fue sólo un leve movimiento de consumo ante un alicaído mercado, que, aún en los rubros promovidos, no logra repuntar.

Fuente: Parte de Prensa

Te puede interesar leer...


Saludo fin de año

Fisioterapeutas se manifestaron en contra del sistema de pago del PAMI

La Municipalidad junto al Ejército plantarán 400 árboles en la avenida Arenales

Pitrola y un delegado de AGr-Clarin ratificaran denuncia por espionaje

“No le daremos derechos de excepción a un gobierno ajustador”