Fecha: 2017-07-16 20:35:00


Lazos en el mar


Los Cabos Segundo Cristian y Mariana Figueroa de la Armada Argentina son hermanos y parte de los casi 300 tripulantes de la fragata ARA “Libertad” que se encuentra en el puerto de Malmo en Suecia realizando el 46° Viaje de Instrucción Naval por el mundo. Oriundos del barrio Villa Juanita en Salta, cuentan su experiencia en el mar.

Los Cabos Segundo Cristian y Mariana Figueroa de la Armada Argentina son hermanos y parte de los casi 300 tripulantes de la fragata ARA “Libertad” que se encuentra en el puerto de Malmo en Suecia realizando el 46° Viaje de Instrucción Naval por el mundo. Oriundos del barrio Villa Juanita en Salta, cuentan su experiencia en el mar.

MALMO (SUECIA) - Cristian y Mariana son dos de ocho hermanos de una numerosa familia salteña. Mariana es Cabo Segundo peluquera, tiene 25 años e ingresó más tarde que su hermano a la vida de mar. “Cuando mi hermano se fue a la Escuela de Suboficiales hizo replantearme mi destino ya que soy mayor que él, porque despertó un gran orgullo de parte de mis padres y de mis otros hermanos mayores.”.

Cristian es Cabo Segundo Maquinista y con sólo 22 años éste es el segundo viaje que emprende a bordo del buque escuela argentino. Explicó que la Armada Argentina está en su vida desde los 15 años, cuando su mamá le trajo un formulario de inscripción a la Institución. “Desde ese momento, no pensé en otra cosa y siempre tuve la misma idea; la motivación fue pensar en mi futuro”.

La noticia de viajar en la fragata los sorprendió a ambos, Cristian se encontraba navegando cuando llegaron los pases de destino y Mariana estaba en la Escuela Naval Militar. Cristian contó que mientras miraba el listado de pases estaba a la expectativa de qué iba a pasar con él: “de repente, vi el nombre de mi hermana y el destino y no podía creerlo; después mi nombre y la alegría de que nos tocó a los dos”. Por su parte Mariana dijo que la noticia del embarco fue inesperada “e incluso me pellizco acá todavía para saber si estoy despierta”.

El primer puerto en el itinerario del viaje fue Fortaleza, Brasil; siguió Veracruz en México; Charleston y Miami en los Estados Unidos. Luego de la larga pierna de navegación hacia Europa, los hermanos Figueroa ya visitaron Den Helder en Holanda y los puertos alemanes de Wilhelmshaven y Hamburgo. Hoy llegaron a Malmo, Suecia y permanecerán allí hasta el 17. Los jóvenes marinos salteños se encuentran a mitad del viaje, zarparon el 25 de marzo de Buenos Aires y llegarán al país los primeros días de octubre. En los tres meses restantes conocerán puertos de Francia, Reino Unido, España y Uruguay (ver itinerario).

A bordo, ambos se encuentran abocados a sus respectivas tareas, ella en la peluquería y él en el Departamento Máquinas, pero siempre encuentran momentos para compartir juntos. Rescatan lo valioso de este viaje y que no pueden pedir más. En cuanto a la convivencia, contaron que nunca habían trabajado juntos: “lo veo y siento ternura, trabaja mucho; también me pongo celosa si está hablando con alguien y si lo veo sonreír, me pone feliz”, relató la hermana mayor, pendiente de Cristian.

Ambos afirman que cuando vivían en Salta no tenían un vínculo tan estrecho como ahora, pero sus padres siempre les inculcaron ser unidos y cuidarse mutuamente; hoy comparten más charlas en lo cotidiano y no les resulta extraño encontrarse en los mismos lugares de los puertos a los que arriban o tener en común grupos de amigos. “Nos peleamos y nos queremos al mismo tiempo”, sintetiza Mariana; nada más normal que una relación de hermanos.

“La Armada te da la posibilidad de estudiar, de trabajar y conocer el mundo al mismo tiempo. Nos costó alejarnos de nuestros padres y hermanos, de nuestra provincia; pero en cada lugar que voy se forma una especie de nueva familia”, rescató Mariana. “Me encanta y me da mucho orgullo decir que viajo con mi hermano.”.

Fuente: Gaceta Marinera

Te puede interesar leer...


Capacitan a personas con disminución visual para que tengan sus propios emprendimientos

La condena a Milagro Sala

Los canales respondieron bien durante la fuerte lluvia

Clinica de Softbol en Salta

La eterna dupla del déficit y el endeudamiento