Fecha: 2017-12-25 21:11:39


Reforzando las bases


Es el turno de los bonos La clave de la diversificación El resumen de la semana

En sintonía con nuestras tres últimas entregas de los sábados, hoy continuamos haciendo un repaso por los fundamentos básicos de los diversos instrumentos financieros con los que nos topamos en el mercado a diario. 

En esa línea, damos por cerrado el capítulo referido a las acciones, luego de haber respondido los interrogantes más recurrentes de nuestra comunidad y nos disponemos a hablar de los bonos. 

¿Qué son los bonos? 

Un bono es básicamente un instrumento de renta fija. En este aspecto, encontramos la principal diferencia que mantienen estos activos con las acciones. 

Si bien un acción puede ofrecerte un “rendimiento” fijo en formato de dividendo, la realidad es que las ganancias reales que puedes obtener de las mismas son variables y por ende, más volátiles pero también potencialmente muy superiores a las de los bonos. 

De esa manera, al momento de comprar un bono conoces la fecha de vencimiento del mimo y exactamente la rentabilidad que va a generarle a tu cartera. Esta rentabilidad, depende de la naturaleza del emisor. 

¿Por qué? 

Sencillamente porque la capacidad de pago del emisor es la garantía de que el dinero de esa deuda va a ser devuelto. En esa línea, tienes bonos públicos emitidos por el Estado, como los del Tesoro de los Estados Unidos (los más seguros del mercado) y también dispones de bonos corporativos, colocados por las empresas. 

Un detalle clave que debes tener en cuenta es que a mayor seguridad de un bono, menor es su rentabilidad. A medida que la solidez del emisor del título de deuda se reduce, aumenta el rendimiento establecido, debido al riesgo implicado. 

Ahora, si compras un bono y lo mantienes hasta su vencimiento, recibirás exactamente las cantidad acordada tanto de capital como de interés, pero si vendes antes de que llegue el vencimiento, es posible que obtengas un rendimiento menor o en el mejor de los casos, superior al esperado. 

Si bien desde Agora Publicaciones nuestras recomendaciones de inversión se enfocan más en el mercado de acciones y opciones (de estas últimas hablaremos en futuras entregas), eso no significa que no respaldamos los bonos. 

Al contrario, forman parte de cualquier cartera bien diversificada. El riesgo ligado a las acciones debe ser atenuado de alguna manera y los bonos, así como los activos refugio, son fundamentales para esto. 

La forma más cómoda de invertir en bonos para un pequeño inversor es a través de fondos de inversión pero eso es harina de otro costal. Hablaremos al respecto próximamente. 

Fuente: El Inversor

Te puede interesar leer...


Alarma por la falta de vacunas

Se ultiman detalles para FERINOA 2017

Techline, un efectivo sistema que espanta plagas en forma electrónica

Provincia y Nación anunciaron nuevas medidas para adjudicatarios del Ex Pereyra Rozas

Octubre y después