Fecha: 2018-01-31 23:54:42


El empresario macrista Santos Uribelarrea capta fondos externos con fuertes críticas a la política e


Para algunos ha sido una muestra más de lo que se conoce como “fuego amigo” cuando miembros de un mismo bando intercambian por error disparos cruzados. Para otros, en cambio, se trata de la exteriorización del “doble discurso” que caracteriza a los empresarios afines al Gobierno cuando tienen que salir al exterior a buscar fondos y créditos.

Para algunos ha sido una muestra más de lo que se conoce como “fuego amigo” cuando miembros de un mismo bando intercambian por error disparos cruzados. Para otros, en cambio, se trata de la exteriorización del “doble discurso” que caracteriza a los empresarios afines al Gobierno cuando tienen que salir al exterior a buscar fondos y créditos.

Lo cierto y concreto es MSU Energy -el grupo empresario que maneja Manuel Santos Uribelarrea y que ha sido uno de los principales beneficiarios del reparto de obras eléctricas y de infraestructura que se adjudicaron desde la llegada del macrismo a la Casa Rosada- sorprendió a propios y extraños con sus recientes y duros cuestionamientos a la actual política económica y energética.

Las críticas de MSU Energy -que por medio de sus controladas Río Energy, Uensa y Ugen opera las nuevas centrales térmicas de General Rojo, Barker y Villa María- a las gestiones de los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne y de Energía, Juan José Aranguren salieron al ruedo en los primeros días del año en un documento oficial remitido a la Bolsa de Comercio.

Con motivo de la emisión de Obligaciones Negociables (ON) por un monto total de hasta 650 millones de dólares, los dueños de MSU tuvieron que enviar a las autoridades bursátiles un “Prospecto” para los potenciales inversores que contiene toda la información vinculada con la empresa y un análisis de la situación económica y financiera del país con sus principales factores de riesgos.

Si bien desde la compañía buscaron bajarle el tono con el argumento de que se trató de un “trámite normal” que deben cumplir todas las sociedades que se financian con la colocación de ON, el contenido del Prospecto resultó doblemente significativo. Por el tenor de las críticas a la administración actual y por el hecho de que fue presentado por una empresa muy cercana a las máximas figuras del macrismo que ha logrado quedarse en los último dos años con un paquete de obras públicas de la Nación y la Ciudad del orden de los 2.000 millones de dólares.

Entre los principales cuestionamientos que aparecen en el informe, se destacan los siguientes:

–La menor demanda internacional de productos argentinos, la falta de estabilidad y competitividad del Peso con respecto a otras divisas, la menor confianza entre consumidores e inversores externos y locales, el mayor índice de inflación e incertidumbre política a futuro, entre otros factores, podrían afectar el desarrollo de la economía argentina.

–La volatilidad de la economía argentina y las medidas adoptadas por el gobierno argentino han tenido un impacto significativo sobre nosotros y se espera que este siga siendo el caso. Al igual que en el pasado reciente, la economía argentina puede verse afectada de manera adversa si las presiones políticas y sociales inhiben la implementación por parte del Estado argentino de políticas diseñadas para controlar la inflación, generar crecimiento y aumentar la confianza de consumidores e inversores, o si las políticas que el estado argentino implemente para lograr dichos fines fracasan.

–La liberalización económica propuesta podría golpear la economía y no reportar beneficios para nuestro negocio o, incluso, dañarlo.

–Hay incertidumbre sobre qué otras medidas anunciadas durante la campaña presidencial serán implementadas por el gobierno de Macri y cuándo. Específicamente, no podemos controlar la implementación ni predecir el resultado de las reformas al marco regulatorio que rige nuestras operaciones, ni garantizar que dichas reformas sean implementadas en absoluto o de forma que beneficie nuestras operaciones. El que estas medidas no generen los resultados deseados podría afectar negativamente tanto la economía argentina, como nuestra capacidad para cumplir con nuestras obligaciones, incluyendo aquellas resultantes de las Obligaciones Negociables.

En otros capítulos del Prospecto, MSU manifestó sus dudas y preocupaciones sobre las siguientes aristas económicas y energéticas de la gestión macrista.

* INFLACION: “La existencia de altos niveles de incertidumbre e inestabilidad en las tasas de inflación también podría generar una disminución de los plazos contractuales y afectar nuestra capacidad de planificación toma de decisiones. Si los niveles de inflación se mantuvieran o se elevaran en el futuro, el desarrollo de la economía argentina podría verse afectada y el acceso al crédito podría volverse más restrictivo. Si bien casi todos nuestros ingresos están ligados al dólar estadounidense, ya que algunos de nuestros costos están denominados en dólares estadounidenses y otros en Pesos, nuestra situación patrimonial y los resultados de nuestras operaciones pueden verse substancialmente afectados si la tasa de inflación supera la devaluación del Peso”.

* ESTADISTICAS: “La credibilidad de varios índices económicos argentinos ha sido puesta en duda recientemente, lo cual puede conllevar una falta de confianza en la economía argentina y a su vez podría limitar nuestra capacidad para acceder al crédito y los mercados de capital”.

* FINANCIAMIENTO EXTERNO: “Sin perjuicio de que Argentina recientemente recuperó su acceso al mercado internacional, su capacidad de obtener financiamiento privado internacional o multilateral o recibir inversión extranjera directa puede verse limitada, lo cual a su vez puede restringir su margen para implementar reformas y políticas públicas y fomentar el crecimiento económico.

La continuidad de los litigios con el resto de los acreedores holdout, así como el mantenimiento de los reclamos ante el CIADI y otros planteos en contra del estado argentino, o cualquier situación futura de cesación de pagos de la Argentina respecto de sus obligaciones financieras podría hacer imposible que empresas argentinas como la nuestra accedan a los mercados internacionales de capital o bien podría hacer que los términos de dichas operaciones sean menos favorables que los ofrecidos a empresas de otros países de la región, lo cual potencialmente afectaría nuestra situación patrimonial”.

* COMERCIO EXTERIOR: “La economía argentina podría resultar afectada de manera adversa por sucesos económicos en otros mercados globales. La economía argentina es vulnerable a los embates externos que se pueden generar por sucesos adversos que afecten a sus principales socios comerciales. Una caída significativa en el crecimiento económico de cualquiera de los mayores socios comerciales de la Argentina (entre ellos Brasil, la Unión Europea, China y los Estados Unidos) podría acarrear un impacto adverso sustancial en la balanza comercial de Argentina y afectar en forma adversa el crecimiento económico del país.”

“La menor demanda de exportaciones argentinas podría tener un efecto adverso sustancial en el crecimiento económico de la Argentina. Por ejemplo, las recientes devaluaciones de magnitud considerable en las monedas de Brasil y China y la actual desaceleración de sus respectivas economías podrían afectar negativamente a la economía argentina”.

“En particular, la economía de Brasil, el mayor mercado de exportación de Argentina y su principal fuente de importaciones, está experimentando actualmente una mayor presión negativa debido a las incertidumbres derivadas de la crisis política, incluida la destitución de la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff y recientes acusaciones de corrupción contra el actual presidente, Michel Temer”.

* NEGOCIO ELECTRICO: “Dependemos de instalaciones de transmisión y distribución pertenecientes a terceros y operadas por terceros para entregar la electricidad generada por nuestras Centrales. En caso de producirse inconvenientes con los servicios de transmisión o distribución, o en caso de que la infraestructura de transmisión o distribución no sea adecuada, nuestra capacidad para vender y entregar energía podría verse afectada negativamente”.

* CORTES DE LUZ: “No podemos predecir si las instalaciones de transmisión y distribución disponibles en Argentina serán expandidas en todo el país o en los mercados en los que operamos o esperamos operar, de forma que permita un acceso competitivo a dichos mercados. Si la demanda de energía continúa aumentando en el futuro, los niveles actuales de transmisión y distribución pueden no ser suficientes para satisfacer la demanda y causar interrupciones. Un aumento sostenido de las interrupciones en el sistema eléctrico podría generar una escasez a futuro e impedirnos distribuir la electricidad que producimos y vendemos, o afectar nuestra capacidad para implementar nuestra estrategia para la expansión de nuestra capacidad de generación, lo cual, a su vez, podría afectar negativamente nuestras operaciones, nuestra situación patrimonial y los resultados de nuestras operaciones”.

* RECLAMOS AMBIENTALES: “El desarrollo de centrales de energías nuevas y existentes puede enfrentar la oposición de diversos grupos de interés, como grupos ambientalistas, terratenientes, productores agrícolas, comunidades y partidos políticos, entre otros, lo que puede afectar la reputación y el buen nombre de la empresa promotora. La operación de Centrales de generación térmica también puede afectar nuestra reputación entre dichos grupos de interés, como resultada de emisiones de materia particulada, dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno. El deterioro de nuestra relación con los grupos de interés antes mencionados podría evitar que continuemos operando nuestros activos actuales o que se nos adjudiquen o desarrollemos nuevos proyectos, lo que podría afectar negativamente nuestras actividades y el resultado de nuestras operaciones”.

* COBERTURA DE SEGUROS: “Es posible que el seguro con el que contamos y el seguro que esperamos obtener sean insuficientes y no existan en la Argentina”.

“Si bien hemos mantenido y esperamos que la cobertura de seguro continúe siendo compatible con la práctica de la industria para protegernos de ciertos riesgos operativos o de otra índole, como pérdidas o daños materiales fortuitos y la interrupción de la actividad comercial, incluido cobertura de responsabilidad civil, es posible que no todos los riesgos estén asegurados o sean asegurables. No garantizamos que nuestra cobertura de riesgos sea adecuada para todo riesgo o pérdida en particular. Aseguraremos ciertos riesgos con aseguradoras radicadas en la Argentina conforme a la legislación argentina y a nuestros contratos principales. Es posible que las aseguradoras argentinas no tengan solvencia estable ni acceso adecuado a pólizas de reaseguro, y es posible que sus fondos, de existir, no logren saldar nuestros reclamos ante un siniestro. En caso de un accidente o siniestro que no esté cubierto por las pólizas de seguros que contratemos posteriormente, o en caso de insolvencia o incapacidad de cancelación de nuestros reclamos por parte de nuestras potenciales aseguradoras, es posible que suframos daños materiales o que tengamos que desembolsar sumas significativas de nuestros propios fondos, lo cual tendría un efecto adverso significativo en nuestros resultados de las operaciones y en nuestra situación patrimonial”.

Fuente: El Informador Público

Te puede interesar leer...


Se lanzará el Tercer Operativo Descacharrado 2017

La Defensoría del Pueblo de la Nación creo el Programa sobre Empresas y Derechos Humanos

“Nos ocupemos de los chicos hoy, porque mañana es tarde”

Equipos médicos asisten a familias de comunidades alejadas en la Puna salteña

Sesión de Incorporación y Preparatoria