Fecha: 2018-06-10 22:06:28


Video: atacaron a botellazos a un colectivo de Saeta y un pasajero fue herido


Ocurrió esta madrugada en barrió Jardín. Tres casos que ponen en jaque la seguridad de choferes y usuarios del transporte masivo de pasajeros. Crónica de la inseguridad en Salta.

Salta se conmovía el jueves por la agresión que sufría María Aquino, la chofer del 7E que recibió la paliza de un pasajero por pedirle que abone el boleto de colectivo.

El caso de extrema violencia ocurrió en barrio El Círculo, a plena luz del día y delante de los pasajeros que viajaban en la misma unidad. Según expresó la víctima, el incidente inició cuando le pidió a Víctor Wilfredo Colque que pague el boleto de colectivo. El hombre se negó a hacerlo y reaccionó de la peor manera. La mujer aseguró que los demás pasajeros le contaron que durante el viaje Colque se arrojó al piso, simulando una caída ocasionada por el mal manejo de Aquino. Cuando la mujer frenó y se levantó del asiento del conductor para asistir a Colque recibió una trompada en el ojo y otras agresiones físicas y verbales.

Los mismos pasajeros separaron al pasajero y lo demoraron hasta que la Policía llegó y lo llevó detenido. Se supo que Colque tenía una condena por violencia de género por un incidente anterior.

Los compañeros de Aquino hicieron un paro total del servicio y se manifestaron por las calles salteñas, en señal de protesta. Exigieron a Saeta mayor presencia de inspectores a bordo de los colectivos, para resguardar la integridad de los choferes quienes se ven obligados a cobrarles el pasaje a quienes ascienden a las unidades. También clamaron por más custodia policial.

La crónica de la inseguridad continuó ayer en la zona sur de la capital. Un joven aprovechó el descuido de una mujer y le arrebató el celular, intentando luego descender a toda prisa y darse a la fuga en la avenida Paraguay, en cercanías al predio de la Sociedad Rural Argentina.

Al igual que en barrio El Círculo, los pasajeros detuvieron al hombre y lo retuvieron hasta que la Policía lo llevó detenido. La mujer recuperó su teléfono, en medio de los gritos y el nerviosismo de los demás pasajeros.

El último caso de inseguridad se registró esta madrugada cuando un grupo de hombres arrojó una botella de vidrio a un interno del corredor 2G, dañando los vidrios laterales y lastimando a un pasajero por el estallido de los cristales.

Como usualmente pasa, luego los agresores huyeron y al momento no hay detenidos.

El colectivo llevaba varios pasajeros a bordo y, afortunadamente, el único herido solo sufrió heridas menores.

Tres casos recientes que ponen en jaque la seguridad de trabajadores y usuarios del transporte masivo de pasajeros.

Fuente: La Gaceta Salta

Te puede interesar leer...


Inscriben para jornadas de capacitación en adicciones

Demaio y la Misiones envenenada

III Jornada de Cirugía Laparoscópica y el Primer Encuentro del Grupo Iberoamericano de Hernias

Redrado, Urtubey y Yarade exponen sobre coyuntura económica

“Mi Cristo Roto”