Fecha: 2018-07-05 21:38:47


El pesimismo se apoderó de la Bolsa de Buenos Aires


Ni el gran número del FMI, ni el ascenso a emergentes, ni el cambio de nombres consiguen detener la sangría. ¿Seguirá la caída de bonos y acciones argentinos?

Entre los casos curiosos de la historia del tenis, podemos destacar a Guillermo Coria. Un excelente jugador que podría haber sido número 1 del mundo pero que tuvo un momento en su carrera que lo marcó para siempre. 

Luego de esa histórica final de Roland Garros que perdió con el Gato Gaudio en 2004, nunca pudo volver a ser el mismo. Se dio un terrible caso de pérdida de confianza en él que no pudo jamás recuperar su nivel tenístico de elite. 

De la misma manera que Coria no pudo recuperar su confianza en sí mismo, el mercado argentino parece no encontrar la forma de hacer que los inversores recuperen la confianza. 

Primero fue el 28D, luego la corrida del dólar, ahora la recesión que vendrá y las dudas sobre la posibilidad de que Macri consiga la reelección en 2019 y que pueda volver un gobierno populista. 

El mercado argentino está en un momento donde las buenas noticias le duran pocos instantes (el ascenso a emergentes generó una suba sólo el día siguiente al anuncio) y las malas no pueden terminar de digerirse (el dólar no detiene su ascenso desde hace 3 meses). 

Es necesario algo que genere un cambio de expectativas de manera urgente para lograr que los mercados retomen la cordura con el caso argentino. 

Mientras tanto, como inversores salir del día a día y mirar lo que sucedió en el pasado, nos puede ayudar a salir del ruido actual y empezar a encontrar grandes oportunidades. 

Fuente: Contraeconomía

Te puede interesar leer...


De La Sota, el muleto de Urtubey

Un diputado massista destrozó la reforma laboral

Los empleados municipales cobrarán el aguinaldo el 17 de diciembre

¿Te interesa hacer negocios con Dubai y los Emiratos Árabes? Se abrió una interesante oportunidad

Exclusivo: Los acuerdos de Pichetto con Macri que enojaron a los gobernadores