Fecha: 2019-04-14 22:27:28


Macri lanza el “plan parche” para ganar las elecciones


No se sabe si hay una verdadera preocupación en la alianza Cambiemos por sufrir una derrota en las elecciones presidenciales o más bien están asustando a la opinión pública con la eventual victoria de Cristina.

No se sabe si hay una verdadera preocupación en la alianza Cambiemos por sufrir una derrota en las elecciones presidenciales o más bien están asustando a la opinión pública con la eventual victoria de Cristina. Morales, el gobernador radical de Jujuy, fue muy crítico con el rumbo económico del gobierno y declaró que las próximas elecciones son una moneda al aire y parece decir la verdad, porque desdobló las elecciones a gobernador en su provincia, que había ganado por llevar las boletas presidenciales de Macri y Massa, y este último ganó con el 30% en la primera vuelta. Pero esta vez el peronismo de los Fellner y los Snopeck -uno de Unión Ciudadana y el otro massista- irían unificadas y se la harían difícil al gobernador en una provincia donde siempre ganó el peronismo. La preocupación de la Unión Cívica Radical suena creíble, porque salió tercera en Neuquén, Río Negro y Chubut, perdiendo más de la mitad de los votos con respecto a las legislativas del 2017 y el domingo perderían por más del 10% en Entre Ríos ante el gobernador Bordet, cuando en el 2017 Atilio Benedetti, su candidato a diputado nacional, obtuvo el 53%, el promedio más alto de Cambiemos en todos el país, superando a la Capital Federal, en tanto ahora, como candidato a gobernador, las encuestas dicen que no llegaría al 40%.

El PRO, en cambio, siempre siguió la política del miedo azuzando el cuco representado por Cristina. Por tanto, no se puede saber si están conscientes de una posible derrota o se victimizan con que el populismo pueda volver a gobernar. Vidal sí teme perder; por eso le pidió a Macri que dicte un decreto para prohibir las colectoras invertidas, es decir, que los peronistas lleven una única fórmula a gobernador en dos candidaturas presidenciales, como pasó con Ruckauf en 1999, cuando fue candidato a gobernador de Menem y de Cavallo. Da la impresión de que Cristina supera a Macri por más del 10% en la provincia de Buenos Aires, por lo cual Vidal necesitaría un corte de boletas similar a ese porcentaje, porque la provincia de Buenos Aires y la Nación van unificadas, podría perder la gobernación, lo que sería un antecedente peligroso para un eventual ballotage.

Fuente: El Informador Público

Te puede interesar leer...


Jujuy y el extractivismo infantil

CORTE DE AGUA

Lo que debe saber sobre el riesgo país

¿DESPUES DE 2018 VIENE 2001 O 1989?

Sandleris usa a los argentinos como conejillos de indias