Fecha: 2019-07-21 21:38:59


El divorcio de Wall Street del resto del planeta


El dinero oscuro es la fuerza de vida secreta número uno que impulsa los mercados en la actualidad.

El mercado de valores se ha divorciado de la economía que lo subyace. 

Como bien sabemos, muy poco de la creación masiva de crédito por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos después de la crisis financiera fue para ayudar a la economía de la “Main Street”, o la “calle principal”. 

En cambio, todo fluyó hacia “Wall Street”: la recibieron activos financieros como las acciones, enriqueciendo enormemente el 10% de los hogares estadounidenses más ricos, especialmente al 1% más rico. 

¿Quieres una prueba? 

El número de multimillonarios estadounidenses se ha más que duplicado en la última década. Sin embargo, la clase media ha permanecido básicamente en el mismo lugar. 

¿Te suena familiar en tu país? 

Esto es porque si bien en teoría el capitalismo debería premiar a empresarios exitosos e innovadores, y a inversores inteligentes (y estoy 100% de acuerdo con ese sistema), el sistema actual no es en absoluto capitalismo de libre mercado, sino más bien una forma de estado de bienestar para los ricos. 

Gran parte de la riqueza que se ha creado en la última década no proviene de la innovación y el espíritu empresarial, sino de sacar ventaja de los mercados manipulados a su favor. 


Las recompras inflan artificialmente los mercados
Por ejemplo, demos un vistazo a las recompras de acciones, que las bajas tasas de interés de la Reserva Federal han facilitado enormemente, permitiendo a las corporaciones pedir prestado dinero a bajo precio para poder recomprar sus propias acciones. Se espera que las recompras de acciones alcancen un nuevo récord de alrededor de USD 1 billón este año. 

Ahora, cuando las empresas compran sus propias acciones, actúan reduciendo las que están en circulación e incrementan sus ganancias por acción. El efecto resultante es influir en la suba de los precios. 

En otras palabras, en lugar de invertir capital en esfuerzos intensivos en mano de obra o I&D, eligen usar su capital para recomprar sus acciones. Es una estrategia a corto plazo que beneficia a los accionistas en la actualidad, mientras que niega el capital a inversiones productivas que podrían beneficiar a la economía a largo plazo. 

Las recompras también han contribuido enormemente al actual nivel récord de deuda corporativa. De hecho, los niveles de deuda corporativa ahora son incluso más altos que antes del estallido de la burbuja puntocom o la crisis financiera mundial de 2008. En pocas palabras, estamos frente a otra crisis en ciernes. 

Pero Wall Street nunca aprende. Siempre parece pensar que esta vez será diferente y que se han resuelto las causas de la última crisis. Por lo tanto, no piensa que habrá otra. Pero están equivocados, solo es cuestión de tiempo. 

Todo refiere a lo que llamo “dinero oscuro”. 


"Dark Money": El helio inflando la burbuja
Como todos sabemos, el mercado de valores se ha vuelto completamente dependiente de las tasas de interés bajas y del crédito barato (el “dinero oscuro”). 

Lo he dicho antes, pero lo diré de nuevo: 

El dinero oscuro es la principal fuerza secreta de vida que impulsa los mercados de hoy. Impulsa mercados enteros hacia arriba y hacia abajo. Es el helio que infla las burbujas financieras de hoy. 

El dinero oscuro proviene de los bancos centrales. Básicamente, los bancos centrales "imprimen" dinero o, de manera más precisa, fabrican electrónicamente dinero comprando bonos o acciones en algunos casos. También manipulan las tasas de interés y se ponen de acuerdo con otros bancos centrales para inyectar liquidez al sistema financiero. 

El dinero oscuro va primero a los bancos e instituciones financieras más grandes de Wall Street. Desde allí, se extiende hacia todas direcciones, filtrando en todos los rincones del mercado. Acciones, bonos, derivados, real estate, etcétera. 

Pero no solo sucede en Estados Unidos. 


El dinero oscuro viaja por el mundo
El dinero oscuro fluye alrededor del mundo hacia los cofres de varias élites. Este acceso al dinero oscuro separa a las élites de todos los demás y les da un gran control sobre el sistema. 

Esto puede sonar como una especie de teoría conspirativa, pero no lo es. Los flujos de dinero oscuro son en realidad información pública y totalmente previsible, pero solo si entiendes cómo funciona el sistema y sabes dónde buscar. 

Es fácil observar cómo el dinero oscuro afecta al mercado de valores en un alto nivel, porque podemos monitorear su movimiento constante. 

Aprendí esto de primera mano de mi carrera en Wall Street, donde descubrí cómo funciona el sistema de dinero oscuro. Y cuando me mudé al extranjero para crear y dirigir el departamento de análisis en Bear Stearns London como director gerente senior, pude ver de cerca cómo fluye el dinero oscuro a través de las fronteras. 

Vi cómo el dinero oscuro ha corrompido nuestro sistema financiero, y predije cómo llevó a la crisis en 2008. Lo he estado estudiando con mayor intensidad desde que dejé toda la raqueta de Wall Street. Ahora, como investigador y periodista independiente, expongo sus trucos. 

También cumplí con la misión de ayudar a los estadounidenses de todos los días a que se beneficien de los mismos flujos oscuros de dinero que solo las elites han podido acceder anteriormente. 

Fuente: El Inversor Diario

Te puede interesar leer...


La Consejería de Infancias y Adolescencias ofrecerá asesoramiento en los barrios

Niñas y niños que sobran

Los créditos UVA y la viveza criolla

Lo que aprendimos con los años

Si en las PASO triunfan los Fernández, ¿habrá o no corrida cambiaria?