Fecha: 2016-11-28 20:27:45


Alberto


Es uno de esos incomprendidos de la tierra. Cómo entender, se habrá preguntado el mundo, a quien es capaz de volar como una mariposa, de aletear como barrilete que salta por todos los cielos y toca la luna con dedos truncos mientras abraza a los desalojados de la historia.

Es uno de esos incomprendidos de la tierra. Cómo entender, se habrá preguntado el mundo, a quien es capaz de volar como una mariposa, de aletear como barrilete que salta por todos los cielos y toca la luna con dedos truncos mientras abraza a los desalojados de la historia. Él, que hizo que la vida –a pesar de las marginaciones y los rompecabezas de infancia destrozada por la muerte- fuese poesía necesaria como el pan de cada día, como escribiría Celaya. Aún en medio del fango más atroz la utopía se vistió de su cuerpo cansado porque sabía que era capaz de salpicar de ternura a cuanto niño se cruzase con su historia.

Con él se vació gran parte del rompecabezas humano. Su memoria intacta hace todavía hoy a la vida digna de ser vivida y empuja a sacudir las conciencias para que, de una vez por todas, la felicidad despierte y la algarabía descienda a los villorrios. Para que tanta perversidad diseminada caiga jirón tras jirón ante sus ojos nublados.

Hoy cumple setenta y cuatro. Y sigue aleteando. Rozando con sus alas las ciénagas y el odio. Dibujando con el lápiz de su propia y enorme humanidad los caminos para socavar tercamente los túneles de la inequidad. Para asomar en un tiempo donde la vida sólo sabrá de aroma a ternura y abrazo.

Fuente: Agencia Pelota de Trapo

Te puede interesar leer...


Comienzan los talleres de orientación laboral en la Oficina de Empleo

Más de 600 personas participan del Encuentro Nacional de Familias de Personas con Discapacidad Intel

La canasta navideña está disponible en las góndolas de siete supermercados

RED SOL SALTA pide a INTA informes sobre políticas que realiza en Salta

El Delivery Solidario organiza una campaña por Santa Victoria Este