Fecha: 2019-02-24 21:32:51


Por qué la clase media tiene todo para perder


Gran parte de los consejos financieros del mercado están diseñados para evitar caer en la pobreza, no para cultivar una mentalidad ambiciosa que te haga verdaderamente rico.

A fines de 2017 el Congreso estadounidense aprobó la mayor revisión del sistema tributario en más de 30 años: un recorte impositivo de US$ 1,5 billones. Sin embargo, la clase media del país tendrá acceso a menos de una cuarta parte de ese dinero. 

Según el Pew Research Center, alrededor de la mitad de los adultos estadounidenses vive en hogares o familias de clase media, cifra inferior al 61% que había en 1971. 

Y eso sucede en el mundo entero. 

De hecho, desde hace un tiempo vengo diciendo que la clase media desaparecerá y que al final del día habrá solo dos clases sociales, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo: los pobres y los ultra ricos. 

En este país, la clase media está integrada por personas que trabajan para ganarse la vida, asalariados y trabajadores independientes que se dedican a la carpintería, plomería, trabajos industriales y todo tipo de servicios. La mayoría vive mes a mes, con ahorros limitados y sin invertir en su jubilación. 

Es algo que debes tener claro. 

No pretendo vender una historia pesimistas sobre la economía. Esto es simplemente educación financiera que no escucharás en los medios de comunicación tradicionales. 

Son cuatro fuerzas financieras las causantes de que la mayoría de los ciudadanos trabajen duro y, sin embargo, siempre estén cortos de dinero: 

1. Impuestos 

2. Deuda 

3. Inflación 

4. Jubilación 

¿Cuál de estos cuatro te afecta personalmente? 

Si estuviera vivo hoy, mi “padre pobre” habría tenido problemas financieros, incluso si no hubiese hecho las malas inversiones que hizo. Lo más probable, es que no hubiera tenido una vida cómoda. Hoy en día, la clase media está desapareciendo a un ritmo acelerado. Pero no están desapareciendo como la gente espera. 

Como dijo Jim Rickards: 

“La clase media no necesariamente se está haciendo más pequeña. El problema, es que la clase media ya no significa lo que solía significar".

Tiene sentido. Hoy todas las formas con las que mi padre pobre logró tener un nivel de comodidad financiera en el pasado ya no funcionan. Ese nivel de ingresos no implica el nivel de seguridad y comodidad que sí hubieses tenido hace 20 o más años. 

Hoy en día los ahorristas pierden dinero; las casas valen cada vez menos; no hay pensiones; y los bienes esenciales para la vida son cada vez más costosos. En la actualidad, la desigualdad es más alta que nunca. 

Insisto, pienso en Estados Unidos pero pasa en el mundo entero. 

Y he aquí la guinda sobre el pastel: 

Los ricos sí saben cómo usar estas fuerzas financieras para ganar más dinero, en lugar de que les quiten a ellos también sus riquezas. Saben cómo hacer inversiones y administrar negocios que les permitan pagar menos impuestos. Saben cómo utilizar la deuda y el dinero de otras personas para realizar inversiones que les den un flujo constante de ingresos mientras la pagan. Saben cómo hacer inversiones que los protejan contra la inflación y que, además, les permite hacer más dinero, mientras los otros se quedan por detrás. 

También saben cómo emplear todas esas fuerzas para disfrutar de una jubilación segura, gracias activos que les den ingresos constantemente. 

Y la razón por la que estas personas pueden hacer todo esto es porque entienden cómo funciona el dinero y tienen un “IQ financiero” alto. 

El problema con el asesoramiento financiero convencional, es que no solo es eso mismo –convencional– sino que a menudo también es erróneo. De hecho, gran parte de los consejos financieros de parte de los jugadores tradicionales del mercado están diseñados para evitar caer en la pobreza, no para cultivar una mentalidad ambiciosa que te haga verdaderamente rico. 

Los consejos que encontrarás a continuación son generalmente los que se le dan a la clase media: 

1. Gasta menos de lo que puedes gastar 

2. No gastes mucho comiendo afuera 

3. Usa efectivo, no crédito 

4. Si puedes hacerlo tú mismo en vez comprarlo, hazlo 

5. Háblale a tu familia sobre presupuestos 

6. Sé un ejemplo 

7. Toma notas 

En términos generales, éstos se pueden condensar en tres categorías amplias de malos consejos a la hora de armar un plan, y que son una parte esencial de la vida de la clase media. 


Mal consejo categoría # 1: Vive en un mundo de escasez 

La clásica idea de “gastar menos de lo que en realidad puedes pagar” es uno de los conceptos más destructivos que le puedes enseñar a alguien sobre las finanzas personales. Esto crea una mentalidad que solo piensa en términos de escasez. 

“Solo tienes X cantidad, así que debes tener cuidado de que no se te acabe". Esto socava el impulso por querer más. 


Mal consejo categoría # 2: Establecer límites 

Cuando vives en un mundo de escasez, debes encontrar maneras de conservar lo que tienes. Así que, naturalmente, los que siguen estos consejos se ponen límites. Comer siempre en casa, crear sistemas que limiten tu gasto y construir y hacer todo por ti mismo, en lugar de contratar a un experto; así es como los individuos con una mentalidad de escasez se establecen límites, solo para "ahorrar" dinero. Desafortunadamente, a veces terminan no ahorrando nada, e incluso cuando sí lo hacen, no están satisfechos. Terminan estresados y no disfrutan de las cosas que desean. 


Mal consejo categoría # 3: dar el ejemplo equivocado 

En última instancia, si sigues los consejos de los “expertos” convencionales e inculcas este comportamiento en tu familia, crearás generaciones de individuos con problemas financieros. Y lo que es peor aún, les enseñarás a ver el mundo como un mar de escasez, limitando su perspectiva y potencial. 

Así que bien, ¿qué puedes hacer al respecto? 

Cada vez que doy una entrevista generalmente la primera pregunta que me hacen es por qué escribí a “Padre rico padre pobre”. Siempre respondo que fue porque vi venir la crisis financiera de hoy, y quería ayudar a la mayor cantidad de gente posible a escapar de la vida de pobreza. 

La segunda pregunta suele ser sobre mi relación con Donald Trump. Quieren saber si creo que Trump es un gran presidente y si salvará a Estados Unidos, etc. Aunque tengo un gran respeto por Donald, no creo que importe quién está en la Casa Blanca. Son los bancos y Wall Street los que controlan nuestro dinero y garantizan que el Rey Dólar controle nuestras vidas, en el mundo entero. 

Hoy en día, la clase media está cambiando su riqueza por una limosna gubernamental. Una explicación de esto es que recibir ayudar es más seguro que luchar por mantenerse a uno mismo. En principio no hay problema con esta postura, hasta que un día te das cuenta de que, sin haberlo previsto, eres pobre. Eso es aún más aterrador cuando te das cuenta de que el gobierno en el que confías también es pobre. 

Si quieres ser rico está claro lo que tienes hacer. Debes ser 110% independiente. Debes tomar tu futuro y tu dinero por las astas, y eso es todo gracias a la educación financiera, algo que el gobierno nunca te dará. 

A partir de hoy, tu futuro puede ser mejor que tu presente. Pero necesitarás trabajar duro y ser disciplinado e independiente, algo que a menudo no vemos hoy en día. 

Cada vez más la clase a la que perteneces será un resultado de las elecciones que hagas en tu día a día. ¿Serás independiente? ¿O confiarás en las migajas del gobierno? 

Ahora, más que nunca, es imperativo dejar de jugar con las reglas anticuadas de mundo financiero. La clase media está muriendo, y el gobierno no la salvará. El juego cambió, y las cartas están sobre la mesa. 

Si no solo quieres sobrevivir sino también prosperar financieramente, es hora de tomar los temas con tus propias manos, educarse financieramente y seguir las nuevas reglas del juego de la vida.

Fuente: Contraeconomía

Te puede interesar leer...


Asumieron los nuevos integrantes del Consejo de la Magistratura

El nuevo frente provincial que apoya la candidatura de Urtubey: ¿quiénes lo integran?

¿Estado de excepción?

Diagraman acciones para familias rurales y pequeños productores

¿Nicky Caputo consúl a cambio de libertad para Florencia K?