Fecha: 2020-05-21 22:39:55


¿Qué pasará con la deuda externa si no hay acuerdo el viernes 22 de mayo?


Argentina puede entrar en default selectivo, pero continuar las negociaciones con los acreedores.

El Gobierno difícilmente llegue a un acuerdo por la deuda externa para el viernes, sino que continuará con las negociaciones con los acreedores. El prospecto de los bonos globales vencidos por U$S 503 millones daba hasta el 22 de mayo como límite antes de que Argentina entre en default. El ministro de Economía analiza extender las discusiones en torno a los U$S 68.000 millones de bonos bajo legislación estadounidense.

Una cantidad insuficiente de tenedores de los títulos públicos argentinos aceptó la propuesta de Martín Guzmán por ahora, lo que le quita la posibilidad al titular de Hacienda de forzar a que la totalidad ingrese al canje. Ante esto, el funcionario y Alberto Fernández aplazaron la caducidad hasta esta semana.

En el medio, Guzmán recibió cuatro contraofertas, una de Blackrock y tres coordinadas que tres grupos de acreedores se la acercaron el viernes pasado. Ninguna cumple con las metas de sustentabilidad que pretenden el ministro y el Presidente, pero el Gobierno mostró su agrado ante los recientes intercambios, donde pudo acceder a las verdaderas intenciones de los principales fondos de inversión.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

En este contexto, es baja la probabilidad de que se encuentre una posición común antes del viernes. De acuerdo al prospecto de los bonos globales, si para las 17 de Nueva York de ese día no se oficializa un acuerdo, Argentina entrará en un default selectivo, de un título público en concreto. Mientras los acreedores no demanden una cesación de pagos cruzada para el resto de las series, esto quedará en un rótulo anecdótico y podrán continuar las conversaciones sin sobresaltos.

Lo admitió el propio ministro el martes en una videoconferencia organizada por la cámara de comercio estadounidense (Amcham, por el inglés), cuando adelantó que "hay una gran chance de que la fecha límite sea extendida. El 22 de mayo es una fecha anecdótica. Estamos en medio de una negociación, las dos partes están trabajando para alcanzar un acuerdo". Por las contrapropuestas, Guzmán analizó: "Somos flexibles; si hay ideas diferentes que sean consistentes y busquen recuperar la sostenibilidad, estamos dispuestos a escucharlas".

Alrededor de la incertidumbre por las negociaciones los especuladores aprovecharon para disparar los tipos de cambio bursátiles, al punto de llevarlos por encima de los $ 120. Economía y el Banco Central coordinaron esfuerzos para desinflar estos dólares que golpean indirectamente las reservas y consiguieron que baje por cuarta jornada consecutiva.

El punto más complejo proviene de la generación de las reservas internacionales, ya que las grandes cerealeras prefieren retener soja para largar recién ante una presunta devaluación por crisis de deuda. La liquidación por soja del primer cuatrimestre fue la menor en 13 años.

Entre enero y abril, las agroexportadoras vendieron sólo U$S 5.017 millones por las exportaciones de oleaginosas. Esto representa un 16% menos que los U$S 6.104 millones registrados en el mismo período de 2019. En esa etapa de 2018 habían liquidado en el mercado de cambios U$S 6.057 millones y en 2017 U$S 6.644.

Fuente: El Despataweb