Fecha: 2020-09-14 00:33:38


La mascarilla "made in Spain" que es capaz de detectar el aumento de temperatura


Es de color verde y su diseño posee unas rayas que cambian de color con el aumento de la temperatura corporal. Además, es reutilizable: se puede lavar y desinfectar sin que pierda sus propiedades.

Se trata de una nueva mascarilla diseñada por la empresa de estampación textil Colorprint Fashion, ubicada en Muro d'Alcoi en Alicante, creada con el fin de ayudar a frenar la expansión del COVID-19 en ámbitos como la oficina o los medios de transporte colectivo.

La empresa ha patentado un tejido que cambia de color a partir de una temperatura de 37,5ºC, como muestran las imágenes publicadas por la propia empresa. Este innovador tejido ha sido homologado para su uso en mascarillas higiénicas por el Instituto Tecnológico del Textil (AITEX), certificando su efectividad frente al COVID-19.

"Estas primeras mascarillas que se han hecho son de color verde, pero para las pegatinas y pulseras tenemos diferentes estampados", asegura el fundador y gerente de Colorprint, Rafael Torregrosa.

A partir de esta nueva tecnología se han creado varios productos con los que ayudar a frenar la expansión del virus, como mascarillas, pulseras y pegatinas capaces de detectar de forma rápida y sencilla una subida de temperatura. También se podrán personalizar: "Ahora se ha hecho este color de tejido que es el que se va a empezar a comercializar en un principio, pero luego se podrán personalizar siempre y cuando los colores y los dibujos puedan hacer contraste, porque una parte del dibujo se pondrá en blanco para que se pueda ver el cambio de temperatura", asegura Torregrosa.

 

Está diseñada para adaptarse en entornos que se pueda controlar la temperatura ambiente, colegios, oficina o aeropuertos, entre otros. Como fabricantes venden a mayoristas y a distribuidores y de momento "está teniendo una gran acogida", añade el fundador de la empresa, "hay pedidos que se están gestionando pero todavía no se pueden adquirir en la calle, aunque se calcula que en un mes ya estén a la venta". Al ser pedidos grandes, ellos ponen un precio dependiendo del volumen pero "el precio final lo establecerá el comercio donde las vendan".

También están pensadas para vender a una aerolínea y que los pasajeros puedan llevar este tipo de mascarillas. Gracias a este tejido, confeccionado para aportar soluciones, las mascarillas térmicas reutilizables se podrán lavar y desinfectar sin perder ni afectar a las propiedades del textil.

Fuente: www.mundo.sputniknews.com