Fecha: 2020-09-14 00:38:14


El analgésico más común en el mundo podría incitar a correr riesgos


El acetaminofeno, también conocido como paracetamol, también aumenta la capacidad de una persona de correr mayores riesgos, según revela un nuevo estudio.

"El paracetamol parece hacer que la gente sienta menos emociones negativas cuando considera realizar actividades de riesgo. Simplemente no se sienten tan asustados", explica el neurocientífico Baldwin Way, de la Universidad Estatal de Ohio.

Los investigadores señalan que, mientras que casi el 25% de la población de EEUU toma paracetamol cada semana, la reducción de las percepciones de riesgo "podría tener efectos importantes en la sociedad".

En una serie de experimentos en los que participaron más de 500 estudiantes universitarios, Way y su equipo midieron la forma en que una dosis de 1.000 mg de paracetamol —la dosis máxima recomendada para adultos— asignada a los participantes influía en su comportamiento en comparación con el placebo administrado a un grupo de control.

En cada uno de los experimentos, los participantes tenían que inflar un globo en la pantalla de una computadora para ganar dinero imaginario. Se les instruyó a ganar tanto como fuera posible inflando el globo todo lo que pudiesen. Eso sí, tenían que tener cuidado de que no explotara. En este caso perdían todo el dinero a la vez.

Los resultados mostraron que los estudiantes que tomaban paracetamol arriesgaban mucho más durante el ejercicio que los del grupo de placebo, que tenía más cuidado de no tener el dinero. En general, los que tomaban el analgésico rompían más globos que el grupo de control.

A pesar de la gravedad de estos hallazgos, el acetaminofeno sigue siendo uno de los medicamentos más utilizados en el mundo y es el principal medicamento para aliviar los síntomas del coronavirus.

El paracetamol es un medicamento que se usa para combatir el dolor y la fiebre. No es un antinflamatorio no esteroide. A diferencia del ibuprofeno y la aspirina, afecta al sistema nervioso.

Fuente: www.mundo.sputniknews.com