Fecha: 2021-03-28 17:52:13


Diputados aprobó la ley de Ganancias con beneficios a las fuerzas armadas


Se les incorporó deducciones, al igual que a los trabajadores de la AFIP. La sesión duro 21 horas y terminó con una denuncia de agresión de Iglesias.

La Cámara de Diputados aprobó este domingo el proyecto de Sergio Massa para eximir del impuesto a las Ganancias a trabajadores y jubilados con ingresos de hasta 150 mil pesos mensuales, que incorporó beneficios especiales en algunos rubros como salud y a último momento a las fuerzas armadas, en una sesión que duró 10 horas y finalizó con una denuncia de agresión de Fernando Iglesias por parte de otro diputado. 

El reconocimiento al personal militar fue un pedido del jefe del PRO Cristian Ritondo, quien aclaró que sólo se exceptuó el pago por desarraigo o título terciario, cuando lo ideal sería eximir del impuesto a todas las fuerzas de seguridad del país porque termina restando un incentivo para los ascensos. "El ejército hizo más operativos contra el Covid que con Malvinas", señaló. 

Su planteo fue respaldado por el oficialista Germán Martínez, cercano al ministro de Defensa Agustín Rossi, pero no fue considerado por Carlos Heller, encargado de pulir la letra fina de la ley. "Hay 92 mil miembros de fuerzas de seguridad que con esta ley que quedarán sin pagar con esta ley", destacó Massa, que coordinó la sesión durante las 10 horas.  

También se aceptó la propuesta del radical Emilio Yacobitti para deducir materiales educativos y seminarios educativos, que habían sido resistidos por el Poder Ejecutivo pero fue considerado por Massa y Máximo Kirchner. 

A propuesta de Carla Carrizo, quien junto a Yacobbitti integra el dúo leal a Enrique Nosiglia, el oficialismo aceptó quitar la excepción de Ganancias de las asignaciones a presidentes y ex presidentes, que no pagaban porque se equiparaban a los salarios de la Corte. 

Otro retoque le permitirá el Gobierno actualizar los mínimos por encima de la evaluación de salarios, la fórmula que se aplicará en todos los casos. 

Martín Guzmán no pudo resistirse, pese a que visitó la Cámara y presenció algunos minutos de la sesión. Si bien Cambiemos aprobó la ley, no salió por unanimidad porque tres de sus diputados se abstuvieron al momento de votar: el macrista Luciano Laspina, del radical Facundo Suárez Lastra y de Mónica Frade, de la Coalición Cívica. 

El proyecto le permitirá a más de un millón de empleados y jubilados dejar de pagar el impuesto a las ganancias con un retroactivo a enero, una de las incorporaciones durante el debate en comisión que permitirá un desembolso similar a un aguinaldo al mes siguiente de la sanción de la ley. Significaría un costo fiscal de 10 mil millones y elevó el total a 48 mil, aunque una parte volvería por impuestos directos al consumo.  

"Sólo el 7% de los trabajadores y las trabajadoras quedarían alcanzados por el impuesto. Un soltero que gane 150 mil pesos debería pagar anualmente 115 mil pesos, y con los cambios dejaría de tributar", ejemplificó  Heller. 

Y recordó que aquellos que ganen entre 150 mil y 173 mil pesos "tendrán un tratamiento especial a través de una fórmula para evitar un salto brusco en la tributación" que definirá el Poder Ejecutivo en la reglamentación. 

En las comisiones se hicieron otras correcciones, como deducir el aguinaldo del cálculo de Ganancias, los montos por movilidad y viáticos serán "derechos adquiridos" sin tope, se duplicará la deducción por discapacidad (es de 78.833 votos) y se podrá aplicar una por devolución de gastos de guardería de hasta 5600 pesos mensuales. 

Los análisis económicos que se hacen es como si la pandemia no existiera. Seríamos mediocres si consideráramos que esto es una panacea. 

Los jubilados seguirán eximidos aún si tienen rentas extras por hasta el mínimo no imponible (150 mil pesos). Hasta ahora no podían a partir de una de las últimas modificaciones de Mauricio Macri. Los empleados patagónicos continuarán con un aumento del 22% en los topes. 

Los trabajadores de salud seguirán eximidos en sus horas extras hasta septiembre, un beneficio inaugurado al inicio de la pandemia. Además, no se contabilizará el "bono por productividad, falla de caja o conceptos similares", un planteo de trabajadores de AFIP y de los bancarios, incorporados esta madrugada. 

"Estamos en el medio de una pandemia, en la puerta de la segunda ola y Argentina va a hacer un esfuerzo fiscal de alrededor de 50 mil millones de pesos para que miles de cientos de trabajadores y trabajadoras recuperen el valor adquisitivo de sus salarios", destacó Vanesa Siley, del Frente de Todos, que sesionó por zoom por tener Covid 19. 

La respuesta llegó de parte de Laspina, del PRO. "Las escalas las subió Macri en 2016. Un trabajador casado con dos hijos que gana 125 mil pesos, va a ganar 450 pesos más. Si hubiera quedado la escala de Cristina, pagaría 35%. Para los que no saben de impuestos: solo acá en la Argentina el pseudo progresismo sube Ingresos Brutos, que pagan los pobres, y bajan impuesto a las Ganancias, que pagan los que ganan 150 mil pesos". 

Se refería a la eliminación del pacto fiscal firmado por Macri y los gobernadores, que se habían comprometido a bajar los impuestos locales. "Cuando uno paga en un supermercado, 41% de lo que se paga son impuestos y el 8% de ingresos brutos. No hay que pensar en cuántos pagan sino en cuánto pagan", señaló.  

El radical Luis Pastori recordó que la oposición pidió sin éxito actualizar las escalas para que el salto entre quienes pagan y quiénes no sea menos pronunciado e incorporar los autónomos, "los grandes olvidados de este proyecto, cuando no hay ninguna razón que justifique el trato desigual".

Para los que no saben de impuestos: solo acá en la Argentina el pseudo progresismo sube Ingresos Brutos, que pagan los pobres, y bajan impuesto a las Ganancias.

Según supo LPO, los senadores del Frente de Todos intentaron sumar alguna ayuda a este sector, pero Guzmán se resistió y se excusó en que por la reforma del sistema de monotributo, los que facturen hasta 25% más pagarán mucho menos. 

El cierre de la sesión volvió a animarse con el duelo entre los jefes de bancada Mario Negri y Máximo Kirchner. "Argentina se está convirtiendo en un infierno tributario; estamos escalando ya el 32% de la presión tributaria. Con cualquier gobierno, si sigue por ese camino, no nos va a ir bien. Se incineran las empresas y los trabajadores, y por supuesto no vienen inversiones".

Máximo recordó que Mauricio Macri prometió que los trabajadores no pagarían ganancias y terminaron pagando más. "Los análisis económicos que se hacen es como si la pandemia no existiera. Seríamos mediocres si consideráramos que esto es una panacea. Argentina necesita lo mejor de nosotros, pensemos como pensemos, y después habrá tiempo para dirimir las elecciones", cerró el jefe del oficialismo. 

Fuente: www.lapoliticaonline.com