Fecha: 2021-05-25 12:01:22


Cristina Pérez : “La cuarentena es un impuesto con el que pagamos la ineficiencia del Gobierno”


La periodista y conductora Cristina Pérez cuestionó la falta de autocrítica del gobierno nacional y señaló que la deficiencia en la gestión sanitaria derivó en el complejo escenario actual.

Por Cristina Pérez *

En un mundo con vacunas, la cuarentena es un impuesto con el que pagamos la ineficiencia del Gobierno. “Tengo el deber de cuidar la salud de los argentinos”, dijo el Presidente. Si el Presidente hubiera cuidado la salud de los argentinos, estaríamos todos vacunados, no hubieran existido los VIP y no hubieran dejado pasar las 14 millones de dosis de Pfizer por cuestiones innombrables que no se conocen.

Tampoco hubieran dedicado la mayor parte de los esfuerzos antes y durante la segunda ola a ver cómo destruían las instituciones de la República como en estos días, que intentaron meter la reforma del Ministerio Público Fiscal por la ventana.

La mayoría de los expertos coincide en la necesidad de estas restricciones. Pero también piden más testeos que en la Argentina se realizan en un tercio o un poco más de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y ya se sabe que los testeos, sin vacunación masiva, son lo que realmente ayuda a frenar el virus. La verdad es que el Presidente habló de lo que pasa como si recién asumiera o como si recién empezara la pandemia.

¿Culpa? Siempre es de los otros. ¿Autocrítica? Nunca. Como si la reunión del Frente de Todos al inaugurar viviendas ya inauguradas con gente aglomerada o los abrazos en el velatorio del ministro Mario Meoni o los funerales de Diego Maradona no fueran lo que el Presidente califica de minorías que incumplen. Pero parece que ellos no están para dar el ejemplo sino las órdenes. Como si lo que ocurre hoy no fuera consecuencia de sus acciones y omisiones.

En estas horas, Axel Kicillof se jactó de adherir a todas las restricciones de la Casa Rosada. Yo creo que mas acertado es decir que la Casa Rosada adhirió a todas las restricciones que quería Kicillof. Porque hace 3 días el Presidente afirmó: “A fase 1 no se vuelve”. 48 horas le duró.

Quiero permitirme un apartado para advertir también del carácter autoritario de convertir a porteros, encargados o consorcios en seudopolicías. Darle poder de policía, vigilancia o de buchones parece regirse muy poco con la legalidad y si bien falta ver la letra de la reglamentación de la Ciudad, es una vergüenza que la administración de Horacio Rodríguez Larreta apele al asedio de la vida privada desconociendo a los derechos que la amparan. Y eso sin contar los abusos en que puede derivar. O eventualmente situaciones violentas.

Los porteros no son policías ni pueden serlo por la fuerza. Eduquen, señores. Pidan mas vacunas a la Nación. No traten al ciudadano como sospechoso. No se contagien de kirchnerismo.

Las autoridades políticas no sólo no deben olvidar los derechos garantizados por la Constitución sino las consecuencias ruinosas para la economía de los argentinos que tienen estas restricciones duras en un país con 42% de pobres. La gente no da más.

Tengo algunos datos del cálculo de lo que esto puede implicar. Se trata de estimaciones del economista Fausto Spotorno. Se recorta la proyección del PBI del año en algo más de un punto suponiendo que dure solo 9 días esta cuarentena. O sea, el PBI de mayo caería cerca 7% respecto de abril. Esto lo saben porque en 2020, duró 9 días y el PBI cayó 10,5% mensual.

Para ustedes, señores gobernantes, seguro que esto es lo más fácil para tapar sus propias ineficacias. Pero deberían hacerlo mejor. Ustedes no se arruinan, arruinan a otros.  Arruinan a cientos de argentinos. En un mundo con vacunas, la cuarentena es un impuesto bien argentino, de esos con los que pagamos la ineficiencia del gobierno.

Editorial de Cristina Pérez en Confesiones en la Noche por radio Mitre

Fuente: www.sitiosdeargentina.com