Fecha: 2021-09-13 22:45:59


El Gobierno sufrió un duro revés en las urnas y acelera una transformación para dar vuelta la historia


La Casa Rosada fue derrotada en 18 distritos, y Fernández pidió disculpas y prometió "escuchar" más. En Provincia, el armado del jefe de gobierno triunfó y lo erige como líder del espacio añora recuperar el poder.

Al cabo de 19 meses de gestión, la mayoría atravesados por la pandemia y el agravamiento del escenario económico y social, el Gobierno sufrió un durísimo revés en el apoyo de la ciudadanía y puso en juego la estabilidad misma del mandato que tiene hasta 2023, al habérsele propinado una dura derrota en la mayoría del país, que obliga desde este mismo lunes a poner en marcha un marcado viraje si acaso pretende remontar los resultados en las urnas.

El Frente de Todos no logró romper con la lógica desfavorable que desde hace 12 años lo persigue en los comicios legislativos de medio término, donde fue una y otra vez derrotado. El sueño de dar vuelta de página no pudo ser esta vez para el gobierno de Alberto Fernández Cristina Kirchner, en una jornada que será recordada por la particularidad de acudir a las urnas con el coronavirus latente, aunque cediendo a medida que avanza una campaña de vacunación que, como puntal de campaña, no logró recompensar la pérdida del poder de compra, el desempleo y la caída de la calidad de vida para muchos.

Recluido en Olivos, Alberto Fernández recibió las apabullantes derrotas en distritos donde se sabían en dificultades, y las sucesivas sorpresas de provincias tradicionalmente afines. Solo minutos antes de las 23 llegó al comando en la Chacarita, para elaborar un mensaje de cara a la sociedad junto a la primera línea del gabinete, los únicos convidados a un festejo que quedó frustrado.

A medianoche, Fernández salió a dar la cara junto a la vice. Aceptó el amargo sabor de la derrota. "Acatamos cuando el pueblo se expresa", arrancó. "Hemos hecho un enorme esfuerzo, pero algo no hemos hecho bien para que la gente no nos acompañe como esperábamos. Sabemos que hemos cometido errores, y de ellos aprendimos", prosiguió, antes de prometer que desde hoy mismo "vamos a trabajar para satisfacer las demandas que no hemos satisfecho". A la militancia, les exigió continuar en campaña: "¡La campaña acaba de comenzar, y en noviembre tenemos que ganarla!".

La crisis política que provocó tamañan derrota acelera una transición que demoraría hasta diciembre. En las próximas horas, no se descartan anuncios e incluso el cambio de figuras del gabinete.

Los empresarios ya ven un cambio de Gabinete y temen un avance de La Cámpora en el Gobierno

El Gobierno resultó rechazado con dureza en Córdoba, donde quedó tercera detrás de Juntos por el Cambio y el peronismo del gobernador Juan Schiaretti. En Mendoza, la victoria de los cambiemitas -liderados por la UCR- fue rotunda y, en Entre Ríos, el mandatario provincial, Gustavo Bordet, no logró hacer prevalecer a sus figuras. En San Luis, el gobernador Alberto Rodríguez Saá cayó contra su predecesor, Claudio Poggi, aliado en su momento a Cambiemos.

Sorprendió en el comando de campaña las caídas en distritos donde el peronismo tiene calado en la gente. Fueron los casos de Chaco, Chubut, La Pampa, Misiones, Santa Cruz -donde gobierna Alicia Kirchner y vota la vicepresidenta- y Tierra del Fuego. También anotaron derrotas en Corrientes, Salta y Jujuy, a manos de Juntos por el Cambio, y en Río Negro y Neuquén, donde se impusieron los partidos provinciales.

Acaso el consuelo vendría en la provincia de Buenos Aires, donde temprano se vio al gobernador Axel Kicillof, al jefe del bloque de Diputados, Máximo Kirchner, y a los precandidatos Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán cantar y saltar junto a la militancia un triunfo que no fue. 

Sorpresa en PASO 2021 de Provincia: Juntos vence al Frente de Todos por 5 puntos

La oposición aglutinada en "Juntos", que disputó una interna entre Diego Santilli y Facundo Manes, estaba anoche cinco puntos arriba y llevaba una ventaja de 330.000 votos. El podio bonaerense se completó con la Izquierda, que superó los 5 puntos de apoyo, seguida de cerca por el economista liberal José Luis Espert, y el exministro del Interior del kirchnerismo, Florencio Randazzo.

En la ciudad de Buenos Aires, Juntos por el Cambio logró colectar la mayoría de los votos a través de sus tres listas internas, y su ideólogo, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, celebró por partida doble al ver a Santilli, en provincia, y a María Eugenia Vidal, en la ciudad, convertirse en sus puntas de lanza para, quizás, su proyecto presidenciable. 

El contendiente de la Casa Rosada, Leandro Santoro, pasó de la euforia a la mesura tras concretar una elección similar a la que el espacio tuvo en 2017. La sorpresa la dio la irrupción del "anarcocapitalista" Javier Milei, tercero con más de 220.000 apoyos.

Fuente: www.cronista.com