Fecha: 2024-05-09 01:03:00


Los 33 senadores de Unión por la Patria ratificaron su rechazo a la ley Bases


En un encuentro que mantuvieron ayer en el Congreso, todos los integrantes del interbloque de Unión por la Patria confirmaron su rechazo en general a la ley Bases. El proyecto, que tiene la media sanción de Diputados, comenzará a debatirse este martes en comisión con la presentación de varios funcionarios.

En una reunión de bloque que terminó de noche, los 33 senadores que integran el bloque de Unión por la Patria confirmaron su rechazo en general a la ley Bases, que este martes comenzará a discutirse en el plenario de comisiones con la presentación de varios funcionarios. Será una jornada intensa en la Cámara alta porque la mesa de conducción de la CGT, como prometió el 1° de Mayo, estará de visita para reunirse con los integrantes de los distintos bloques y explicarles porqué esta ley va en contra de los derechos de los trabajadores. Para el jueves, la central convocó a un paro general que promete convertirse en otra mega muestra de rechazo a las políticas de ajuste de Javier Milei.

El Gobierno había jugado sus fichas a generar divisiones dentro del bloque de la principal oposición. Luego de la media sanción en el Diputados, el ministro del Interior, Guillermo Francos, anticipó un trámite rápido y positivo en el Senado, en virtud de sus diálogos con ciertos gobernadores a los que viene haciéndoles ciertas promesas, incluso a algunos del peronismo. Sin embargo, no todos los senadores responden directamente a los gobernadores y, además, para cualquiera resulta complicado romper la lógica de un bloque que, hasta ahora, se mostró en armonía y votando de manera conjunta. Ayer, todos los integrantes confirmaron su voto en contra en la votación en general. Pero si el proyecto consigue los votos -se ve difícil-, puede que algunos apoyen algún capítulo en particular, como ya ocurrió en Diputados.

Para el rechazo, resulta clave que el interbloque de UP conserve el voto de los 33 senadores. Asegurando la unidad queda a apenas cuatro de la mayoría. Entre peronistas disidentes, partidos provinciales, algunos senadores sueltos, incluso los radicales Martín Lousteau y Pablo Blanco; hay muchas probabilidades de sumar esos cuatro votos restantes. Para respaldar esas posibilidades, la conducción cegetista que encabezan Héctor Daer y Pablo Moyano se entrevistará no sólo con los integrantes de las bancadas de Unión por la Patria sino también con el resto de la oposición para detallarles los motivos de su rechazo al proyecto, especialmente en lo referido a la reforma laboral. 

Este lunes, el gobernador bonaerense Axel Kicillof recibió en la Casa de Gobierno, en La Plata, a los secretarios de la CGT y de las dos CTA en un Encuentro Federal por el Trabajo. Kicillof, quien busca sumar a gobernadores de partidos provinciales y de la oposición dialoguista al rechazo, adelantó que no descontará el día a los estatales bonaerenses que el jueves se sumen al paro general. Durante el encuentro se debatió el impacto que tendrían los proyectos de reforma impulsados por el Ejecutivo, tanto el incluido en el DNU 70/2023 -frenado por la justicia laboral- como el de la ley Bases, sumado a último momento. “No hay nada que beneficie a los trabajadores; es una ley de un paquete de leyes nocivas para los trabajadores y para la Argentina”, insistió Daer.

Moyano habló en las asambleas que se realizaron este lunes en el marco de las protestas del sector del transporte, un anticipo del paro del jueves. "El paro general es un mensaje para los senadores, senadoras de otros bloques, entre comillas dialoguistas, que todavía no se decidieron. Les exigimos que no voten la Ley Bases", adelantó el secretario adjunto de Camioneros y de la CGT en el Polo Petroquímico de Dock Sud. Daer y Moyano recorrerán los despachos del Congreso con este mensaje.

 

 

Este martes, a las 14, se reunirán en plenario las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales para arrancar el tratamiento de la ley. Está previsto que concurran a exponer el ministro del Interior, Guillermo Francos, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzábal Murphy, el secretario de Hacienda, Carlos Guberman, y el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo. El miércoles volverá a presentarse Chirillo y el secretario de Trabajo, Julio Cordero. Ese mismo día, sólo en la comisión de Presupuesto, comenzará a tratarse el capítulo fiscal. El objetivo del oficialismo es emitir dictamen el jueves, para tratarlo en el recinto la otra semana. 

 

 

El apuro inicial tenía que ver con la intención de Milei de tenerlo aprobado antes del Pacto de Mayo que se lanzará en la fecha patria, en Córdoba. Sin embargo, en los últimos días, desde la Casa Rosada se preocuparon en desvincular una cosa de la otra, previendo que la ley no estará sancionada. De mínima, se da por descontado que el capítulo fiscal perderá en el Senado la reimplantación del impuesto a las Ganancias a los trabajadores. Eso porque el gobernador de Chubut, Ignacio Torres, anticipó que los 18 senadores patagónicos votarán en contra del tributo. De esa manera, el proyecto deberá volver a Diputados para su ratificación y con seguridad no llegará a estar listo para el 25.

Fuente: El Destape